Productos catalanes y vascos… No gracias

Haga una compra responsable y no permita que los nacionalismos usen su dinero para fomentar el odio y la intolerancia.


11 comentarios

Y ahora toca… trabajar

MAS Europa, menos MAS

Vuestros políticos se han encargado de que temas banales se conviertan en cosas personales para muchos (solo hay que ver la cantidad de insultos que recibimos jajaja, pobres).

Yo tengo una idea alternativa para que Cataluña vuelva a ser grande, y un abanderado de la economía española y a la larga europea…, consiste en una única palabra… TRABAJAR.

Se que vuestros dirigentes sin dar un palo al agua tienen presuntamente cientos de millones de euros por ahí guardados a buen recaudo, para una jubilación que ni el presidente/rey de cualquier república bananera, pero deben ser la excepción que confirme la regla, Cataluña y España solo saldrán de esta airosamente trabajando. Europa esta ahí, nosotros desde aquí pedimos mas Europa y menos Cataluña  más Europa  y menos España… Europa es el futuro, los nacionalismos, y no lo digo yo, que también, lo dice un nobel como Vargas Llosa, atrae a los nostálgicos del fascismo y el comunismo y que se trata de “la cultura de los incultos”.

Nosotros creemos en un mundo unido, mejor, sin persecuciones por pensar diferente, en lo que te puedas sentir lo que quieras pero sin excluir a nadie, sin ser perseguido por pensar diferente. Primero la UE y mas adelante, porque no, una organización mundial y todos bajo una misma bandera. Yo siempre he pensado que cada país avanzado debería apadrinar a otro país para conseguir que este evolucione…. Al final, ambos países quedarían con nivel similar y podrían apadrinar otros dos países. Hay que tender a la unión, no a la separación (es curioso que CIU incluya la U de Unio cuando son precisamente los más separatistas).

Se que ahora mucha gente esta sin trabajo, y muchos jóvenes se forman y luego no consiguen trabajar. Por suerte hay gente muy valiosa y creativa entre nuestros jóvenes  y poco a  poco iremos mejorando. Eso se hace con educación, cultura, conocimiento… pero sobre todo, con esfuerzo, una característica que nuestra sociedad moderna no premia.

Los regionalismos y nacionalismos están para jugar al fútbol, al baloncesto,  o ir a las olimpiadas, tener un pique con el vecino por el partido de anoche pero poco más. Les puedo decir una cosa, si todo el mundo se dividiera en regionalismos dentro de 200 años veríamos esta época como un periodo MUY OSCURO. No veremos nunca a algo como Cataluña o España mandar por ejemplo un cohete a marte, para eso debes estar UNIDO.

El resto de las cosas del día a día, esas que nos dan de comer y nos aportan la verdadera felicidad no se sacan de separatismos, rupturas, o fracturas sociales, esta sale de ser constructivos y para construir hay que colaborar y estar unidos.

No entramos a valorar las elecciones de anoche, cada uno que saque sus propias conclusiones (según pudimos ver todos ganaron, para variar). Solo decir que me alegro que el partido de Ciutadans ahora tenga grupo parlamentario, se escuchará una voz ecuánime, lejos de fanatismos, rupturas y odios que es la voz de Albert Rivera.

PD: Todavía hay que extirpar el germen dictatorial de unos medios manipulados que han hecho todo lo que han pedido desde CIU…, si de verdad los catalanes no ven que comprando a los medios, y a base de bombardear con el mismo mensaje les lavan el cerebro… o si con una escuela donde inventan la historia a su gusto sucede lo mismo… o donde se persigue a los símbolos que no son los tuyos…

Anuncios


6 comentarios

Game over al independentismo unilateral de MAS, Cataluña fuera de Europa.

Seguirán vendiendo independentismo para ganar votos, pero el juego ha terminado.

Primero diré que a pesar de estos datos, todavía defenderán los fanatizados lo contrario, espero que el resto no siga como borregos y deduzcan por si mismos. Yo personalmente, si fuera ciudadano de Cataluña, me pensaría muy mucho hacia que tipo de aventura os lleva CIU, aventuras que pueden salir bien (no se como), pero con casi total probabilidad saldrán mal (Cataluña usando una moneda propia seria una ruina absoluta).

Esta muy bien el sentimiento catalán, la cultura , y desde fuera la mayoría de españoles podemos ver y entender esa distinción. En dirección opuesta hay cosas que admiten hasta los medios manipulados (esos que empezaron diciendo 1 millón y la ultima vez que vi las estadísticas hablaban ya de ¡¡¡2 millones de personas!!!), y fue que en las entrevistas y preguntas que hicieron ese día, la gran mayoría lo hicieron por el tema económico.

Hubieran conseguido casi el mismo éxito en cualquier otra región de España en % y en número si hacen una manifestación, si no se han dado cuenta, …estamos en crisis, …no hay nadie contento.

Hagan una consulta cuando el país no este en crisis, y tendrán mi apoyo para una consulta. Pero igual nos reímos con los penosos resultados que iban a sacar entonces… y esto es lo que más nos jode, el oportunismo de todos estos estos amamantados de dinero público, o al menos a mi.

Y con la confirmación europea de hoy,  (era totalmente lógica esperar esta reacción, incluso mas teniendo en cuenta que varios países tienen movimientos similares, Francia, Gran Bretaña, Italia….)  hay solo dos opciones para la independencia (de permanencia en España hay bastantes más), las ya conocidas:

A) Cataluña se separa de España de acuerdo amistoso, iria fuera de la UE OBLIGATORIAMENTE (Confirmado hoy y con la información más abajo)

El punto A seria HORRIBLE en el tema económico para Cataluña (y social, dado que la economía y la sociedad en este mundo actual van de la mano), y la salida adicional del Euro y la creación de fronteras sería  CATASTRÓFICA….,

B) Cataluña se separa a las bravas… posiblemente no volviera a entrar por el veto no solo español sino de varios países.

Punto B, prefiero ni nombrarlo, pero lo mas parecido seguramente sea la actual Argentina. MAS ha optado de momento por esta opción B…, dará votos pero quita futuro, y quita posible negociación con el resto de españoles…

Resumo lo más interesante:

La Comisión Europea insiste en no tomar una posición clara en público. “Son asuntos internos”, contestan en la Comisión. Pero en privado, sí hay un documento en el que el principal representante de la Comisión en este asunto —la vicepresidenta y comisaria de Justicia, Viviane Reding— asume las posiciones del Ejecutivo español, que sostiene que Cataluña en ningún caso podría independizarse de manera unilateral y seguir en la UE.

Reding envió el pasado 4 de octubre una carta al Gobierno español, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, en la que trata de despejar el entuerto que ella misma había creado con unas declaraciones al Diario de Sevilla. Pero la carta, cuyo contenido fue apuntado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en un debate parlamentario, va un poco más allá.

foton

Ese “coincido plenamente en el análisis que desarrollas” se refiere a una carta de Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado de Exteriores, a la que ella está contestando. Y él es absolutamente tajante sobre la imposibilidad de que Cataluña se independice dentro de la UE. Él señala que “el artículo 4.2 del Tratado de la Unión Europea es terminante cuando señala que la Unión deberá respetar las estructuras fundamentales constitucionales y políticas y la integridad territorial de los Estados miembros, cuya determinación es competencia exclusiva de éstos. En consecuencia, la UE no puede reconocer una declaración unilateral de independencia de una parte de un Estado miembro”. Esto es lo que Reding asume en su carta.

Reding: “Confío en el sentido común y en el europeísmo de los españoles

Después de explicar la imposibilidad de que la Constitución española aceptara esa declaración de independencia —habría que modificarla— Méndez de Vigo insiste con la legalidad europea. “A efectos puramente dialécticos, si la Constitución española fuera efectivamente modificada para permitir la celebración de un tal referéndum y si a resultas de la misma surgiera un Estado independiente, este no formaría en ningún caso parte de la UE. Así resulta del artículo 52 del Tratado de la UE, en el que se enumeran los Estados miembros a los que se aplican los Tratados, entre ellos el Reino de España. Por ello, ese hipotético nuevo Estado debería, a tenor de lo que establece el artículo 49 del Tratado de la UE, solicitar la adhesión y obtener una decisión favorable del Consejo, por unanimidad, debiendo ser el Acta de Adhesión ratificada por los Parlamentos de todos los Estados miembros

Fuente: http://politica.elpais.com/politica/2012/10/29/actualidad/1351541087_781524.html

Links

El mundo, Bruselas confirma que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE
El país, Editorial: ¿Decidir qué?

Duran i Lleida reconoce que una Cataluña independiente podría quedar fuera de la UE


Deja un comentario

Cataluña ya se vende como "país de Europa". ¿Qué dirá la UE del tema?

El movimiento independentista catalán, que cobró especial relevancia a partir de la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona con motivo de la Diada, se está forjando al amparo del concepto de Cataluña como un nuevo estado de Europa.  El fin último ya no es sólo  lograr la segregación de España, sino que ello debe producirse de manera que la Cataluña independiente no pierda su presencia en Europa, no quede al margen de la vida económica y política continental y pueda hacerse un lugar en el panorama europeo. 
«El futuro de Cataluña está en Europa y como europeos», aseguraba hace unas semanas el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell. Y el propio presidente de la Generalitat, Artur Mas, avanzó  que la pregunta de la consulta de autodeterminación que tiene intención de llevar a cabo entre los catalanes la próximo legislatura debería ser si los ciudadanos quieren un estado catalán  dentro de la Unión Europea. En la misma línea, el lema principal de los manifestantes del 11-S en Barcelona fue: «Cataluña, un nuevo estado de Europa». 
Plan a largo plazo
No es un concepto nuevo que se haya venido forjando en el último mes, sino que forma parte de una línea de trabajo puesta en marcha por el gobierno de la Generalitat, que se desarrollaría  en dos vertientes. Por un lado, fomentar la visión de Cataluña como un país europeo; y, por el otro, difundir internacionalmente el «conflicto catalán», en palabras de Mas, que además de la campaña de medios de comunicación extranjeros influyentes que ha emprendido, planea varios viajes, entre ellos a Bruselas, para mostrar su hoja de ruta para lograr ser un nuevo estado europeo. Sus planes chocan con la legislación actual, que deja claro que Cataluña tendría que realizar un largo proceso si quiere estar dentro de la UE. 
La apuesta por la difusión internacional se hizo especialmente evidente cuando Mas amenazó con buscar el amparo de Europa si el Gobierno le impide llevar a cabo el referéndum de la independencia de Cataluña. «Tendremos que explicar la situación a Bruselas, tendremos que internacionalizar el conflicto», advirtió entonces Mas. En esta línea, la política de la Generalitat se extiende a todos los niveles, incluso al plano de la divulgación turística y empresarial de Cataluña, con una serie de publicaciones al alcance de cualquiera que abundan en la materia.
En la guía «Cataluña, país de calidad», publicada en 2011 por  el departamento de Empresa y Ocupación, difundida a través de su página web de forma gratuita hasta en siete idiomas –catalán, castellano, inglés, francés, ruso, italiano y holandés–, la Generalitat  presenta ya a Cataluña como un nuevo estado europeo. «Cataluña, un país de Europa» es el titular que encabeza la explicación del primer capítulo de la guía, que versa sobre «la fuerza de la identidad» y explica que «tiene una extensión similar a Bélgica, los Países Bajos y Suiza».  
En otra de las publicaciones turísticas difundidas por la Generalitat, en este caso publicada en cuatro idiomas –castellano, catalán, francés e inglés– por la Agencia Catalana de Turismo en 2010, se hace referencia a la Guerra de Sucesión como «el fin del estado catalán». En la guía «Cataluña, 1714. Un viaje a los escenarios de la Guerra de Sucesión y al tiempo del barroco» se hace hincapié en que «la derrota de Cataluña supuso  la supresión de las leyes e instituciones políticas y la imposición, manu militari, del derecho de conquista. Pero no se alcanzó el objetivo último: el fin de la nación catalana. Trescientos años después, Cataluña continúa vindicando sus derechos nacionales e históricos». 
Si bien desde la Agencia Catalana de Turismo aseguran que no están realizando ninguna política específica respecto al fomento y difusión de la causa independentista de Cataluña mediante las herramientas que ofrece el turismo, lo cierto es que sus guías  recogen, apoyan y fomentan abiertamente esta postura.