Productos catalanes y vascos… No gracias

Haga una compra responsable y no permita que los nacionalismos usen su dinero para fomentar el odio y la intolerancia.


Deja un comentario

Historiador británico afirma que los jóvenes catalanes aprenden una historia falsificada

Madrid.- “Los jóvenes catalanes aprenden una Historia falsa”. Son las contundentes palabras de sir John Elliott, reputado historiador e hispanista británico, que presenta estos días su nuevo libro, ‘Haciendo Historia’, donde plasma sus reflexiones e inquietudes, combinados con los cambios y novedades históricas de los últimos tiempos en España.
Después de varios años viviendo en Cataluña, Elliott no duda en afirmar que los conocimientos históricos que los jóvenes catalanes están adquiriendo, no son los reales. “Me preocupa que una eneración esté aprendiendo una Historia deformada que no conecta la Historia de Cataluña con la de otras partes de España. Es una deformación de la realidad”, dice el británico, que obtuvo el Premio Príncipe de Asturias en 1996 por su contribución a las Ciencias Sociales. Esta deformación histórica, asegura, es utilizada por algunos políticos que, dice, “sacan de la Historia solo lo que les interesa”.
“Lo que más me preocupa es la deformación de la historia y el empleo de esa Historia deformada por parte de la clase dirigente y algunos políticos”, incide el historiador británico.
“Ya hay una nueva generación en la España oriental que corre el peligro de alcanzar la madurez bajo la impresión de que la historia de su territorio natal se detiene en las orillas del Ebro. Con tal enfoque inevitablemente se retrocede a la historia nacionalista estrecha y cerrada que historiadores de la talla de Vicens Vives se propusieron ante todo desacreditar”, señala el autor en ‘Haciendo historia’ que advierte de que “el localismo es peligroso si no está relacionado con el conjunto más grande”, apostando por la “interacción” en la historia de España de las diferentes Comunidades Autónomas.
En un momento en el que la educación de los niños catalanes está en entredicho, entre otras cosas, por la manipulación que los propios libros de texto realizan en sus páginas, fomentando el separatismo, John Elliott hace hincapié en la necesidad de englobar en España toda la historia en su conjunto. Así, denuncia el desconocimiento de los alumnos catalanes respecto a algunas cuestiones de carácter general. “Me chocó que el ogro día, en una universidad catalana, un joven, que además estudiaba Historia, creyera que la Guerra Civil era una guerra entre España y Cataluña. Cuando vemos esto entre los jóvenes, para mó resulta muy preocupante. Están aprendiendo una Historia falsa”, relata el historiador británico.
DESMITIFICAR LA HISTORIA
“Yo he intentado durante mi vida desmitificar la historia tanto de Cataluña como de España y mucho me temo que no todos hayan aprendido la lección”, subraya Elliott.
Entre los puntos que ha intentado desmitificar en su larga carrera centrada en la historia de la Península Ibérica, Elliott señala la “visión romántica y tradicional de la historia de Cataluña”, que ya había denunciado Vicens Vives, quien quería “demostrar que los catalanes también tenían sus defectos y que la historia romántica era demasiado sentimental y muy reduccionista y simplificaba muchas cosas que eran complicadas”, alega Elliott.
“El gran reto de un historiador es desmitificar y mostrar que la historia es algo más complicada”, indica Elliott, quien considera “poco apropiado” opinar sobre el debate político que se está produciendo en estos momentos sobre la independencia de Cataluña.
DEFORMACIÓN HISTÓRICA DE LOS JÓVENES
En este sentido y en las páginas de ‘Haciendo historia’, Elliott recuerda cómo en 1953 vivió en Barcelona donde se enfrentó a un “nuevo reto”, el lingüístico,. “Cuando vivía en Cataluña, me identifiqué con los catalanes y hablaba catalán mejor que castellano”, reconoce este historiador quien asegura “comprender” sus reivindicaciones.
En esta misma línea, recuerda que en Cataluña ha visto “lo que es vivir sin libertad”, y supo lo que es “vivir en una sociedad donde no se permitía utilizar el idioma en muchos casos”.
“El nacionalismo, aunque relegado a la clandestinidad por la política represiva del régimen franquista, era un sentimiento poderoso en la Cataluña de los años cincuenta, como lo sigue siendo hoy”, señala John H. Elliot en este libro, donde traslada al lector su “entusiasmo por la historia”.
En este sentido, ‘Haciendo historia’ aúna experiencias personales con reflexiones sobre hechos históricos, desde que un día, hace más de cincuenta años, entusiasmado por un retrato del Conde Duque de Olivares que vio en el Museo del Prado, decidió centrarse en la historia de España y en la figura del valido del rey Felipe IV.
 


Deja un comentario

Ridiculeces catalanistas: Si es de Elche, ¿cómo coño va a ser catalana?

La alcaldesa de Valencia ha denunciado que en libros que edita la Generalitat que se enseñan en Cataluña así lo aseguran. Al respecto, ha dicho le produce como mínimo “sorpresa”.
 
 
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha criticado a los que “se aferran a una espiral de poder”, escudándose en el victimismo y en una voluntad por ser diferentes, en referencia al presidente de Cataluña, Artur Mas, y ha pedido al PSOE que haga una brillante oposición que no debe confundir con seguidismos radicales.
A la cuestión sobre si teme que las aspiraciones independentistas de Cataluña traspasen la frontera y vayan hacia Baleares y la Comunidad Valenciana, ha dicho que llevan “años y años resistiendo esta presión” y ha denunciado que “Cataluña se dedica a catalanizar la cultura valenciana y balear“.
En este sentido, ha dicho que se niega a “pagar con el sueldo de sus funcionarios esos excesos” catalanes. Dentro de sus críticas, Barberá ha asegurado que en los libros que edita la Generalitat de Cataluña se asegura que la Dama de Elche “es parte de la cultura catalana” lo que ha dicho le produce como mínimo “sorpresa”.
Barberá ha asegurado que “no es buena la inestabilidad política” y “mucho menos en este momento” y aunque ha comentado que las derivas independentistas “de algunos” no son novedad en la política española, en la actualidad lo que demuestran es una “manifiesta y tremenda irresponsabilidad” por parte de quienes las promueven, al tiempo que se ha mostrado sorprendida porque “quienes están hablando de irse pongan la mano por otro lado”.
Tras afirmar que “no se debe intentar contentar a los que no se van a contentar”, en el turno de preguntas Barberá se ha referido a las declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, en las que habló de “españolizar a los estudiantes catalanes” y ha comentado que le “extraña” y le “alarma” que españolizar “no sea políticamente correcto”.
En su discurso, ha considerado necesario que el Gobierno ejerza el poder con “firmeza y decisión” y siempre de la mano de la ley y con “diálogo”, mientras que ha pedido al PSOE que ejerza una oposición “comprometida y leal”, que “no sumisa”, demostrando que “por fin ha encontrado la brújula”.
En su intervención, la alcaldesa de Valencia ha hecho un análisis de la situación política y económica española, y ha asegurado que España es “el país más inteligible de Europa pero la gente se empeña en no entenderlo”.