Productos catalanes y vascos… No gracias

Haga una compra responsable y no permita que los nacionalismos usen su dinero para fomentar el odio y la intolerancia.


Deja un comentario

Acciones judiciales contra el saqueo que Cataluña ha hecho del Archivo de Salamanca

El investigador Policarpo Sánchez va a emprender acciones judiciales para que la Generalidad de Cataluña devuelva al Archivo de Salamanca documentación que recibió ilegalmente en los años 2010 y 2011. Asesorado por dos abogados salmantinos, el investigador ha señalado que va a reclamar judicialmente el retorno a Salamanca de documentos de particulares que fueron entregados a Cataluña “vulnerando la ley” pues se incautaron fuera de esa Comunidad. Sánchez también considera ilegal el envío de documentación de particulares que no tenían su residencia en Cataluña o de militares destinados en Barcelona, refugiados o personas que pasaron a Francia por Barcelona. “Por el hecho de que la Guerra les empujara a Barcelona no les convierte en catalanes ni sus archivos patrimonio de la Generalidad”.
 
Los abogados del investigador estudian en estos momentos ante qué jurisdicción interponer la denuncia y las pruebas que el investigador aportará. “Un solo documento que sea devuelto al Archivo de Salamanca fruto de estas acciones judiciales supondrá un éxito sin precedentes” ha dicho Policarpo Sánchez.
El investigador ha pedido al Ayuntamiento de Salamanca y a la Junta de Castilla y León pasos decididos para impedir una nueva salida de documentos. También ha solicitado al ministro Wert que paralice nuevos envíos, que exija a Cataluña la devolución de lo ilegalmente recibido y que depure las responsabilidades que corresponda por las irregularidades observadas en la entrega de documentación a Cataluña.
Sánchez ha dicho que se está preparando una nueva salida de documentos que engloba la paralizada en 2011 y otra preparada en primavera y sobre la que está trabajando la Generalidad en el Archivo de Salamanca.


3 comentarios

Trivial Pursuit y Juego de la Oca de los paisos catalans… siempre tocando los cojones

En 2007, nos sorprendíamos con esta noticia sobre el Trivial Pursuit de Cataluña:
La versión catalana del Trivial incluye como “Países Catalanes” Francia, la Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares
 
La versión regional de Trivial Pursuit Cataluña tiene como portada una ilustración de Valderrobres, un pueblo de Teruel, habla de los Países Catalanes, entre los que incluyen Francia, Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares y determina que Cataluña del norte son los territorios franceses de Cerdeña, Perpiñan y Rosellón. El secretario de la Federación de Asociaciones Culturales de Aragón Oriental, Héctor Castro, ha denunciado esta intrusión del nacionalismo en el juego y ha dicho que, “primero fue con la lengua, ahora es con la cultura y después será con el territorio”. Castro ha señalado que el Trivial catalán además de inventarse que históricamente Cataluña fue un reino, hace preguntas capciosas y sesgadas para desinformar a los jugadores. Hasta el momento ya hay ocho mil unidades distribuidas en Cataluña y aunque se ha paralizado la salida de nuevos ejemplares para modificar la portada, ningún gobierno regional ha anunciado que actuará para que se cambie el contenido.

 

 
Según ha informado la Cadena COPE, para apreciar las menciones a los denominados “Países Catalanes” no hace falta ni siquiera abrir la caja del juego: en la misma portada aparece una imagen del pueblo de Teruel Valderrobres. La distribución del Trivial “catalán” se ha detenido para modificar su portada, una decisión que, sin embargo, no afecta a otros contenidos del juego.
 
Según ha revelado la emisora, en preguntas del juego se afirma que Cerdeña, Perpiñán y Rosellón forman parte de “Cataluña del Norte”. Además, zonas de Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón se incluyen en los llamados “Países Catalanes”. En alguna de las preguntas se llega a falsear la Historia: una de ellas sostiene que Cataluña constituyó un reino en la Edad Media.
 
En declaraciones recogidas por la emisora, el secretario de la Federación de Asociaciones Culturales de Aragón Oriental, Héctor Castro, ha denunciado que en el juego se incluyen preguntas “capciosas” y “sesgadas”. “Primero fue con la lengua, ahora es con la cultura y después será con el territorio”, ha lamentado.
 
 
  
Ha generado una desagradable polémica en Aragón, Valencia, Baleares y el sur de Francia.
Trivial Pursuit distribuye su versión catalana y no solo no se ciñe a cuestiones de ámbito catalán, sinó que además se hace referencia a pueblos aragoneses así como a los inexistentes ”Països Catalans”, zonas que en ningún caso pertenecen a Cataluña.
Para esta edición bilingüe, la empresa contó con el asesoramiento de facultativos de la Universidad de Barcelona, encargados de confeccionar el grueso de las preguntas.
 
El pleno del Ayuntamiento de Valderrobres ya aprobó una resolución para exigir a Hasbro Iberia, empresa que comercializa el Trivial Pursuit Cataluña, que rectificara al aparecer una imagen de este pueblo del Matarraña, (Teruel, ARAGÓN) en la caja y en el tablero del juego como si fuera catalán y retirase el producto del mercado, por lo que, de momento, la distribución ha sido paralizada.
FACAO (Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental) ha analizado las 1.800 preguntas del mismo y denuncia las irregularidades y falsedades que atentan contra la integridad territorial de Aragón, Valencia, Baleares y el Rosellón así como contra la propia historia. 
 
Ahora se descuelgan con el “Juego de la Oca de los paisos catalans”: 
 
 
¿Estas tonterías cómo se frenan? Pues muy sencillo… ¿a que todos lo tenemos muy claro?
 

 


3 comentarios

La canción "Som Catalunya", una especie de "Cara al Sol" catalanista

Haciendo una recorrido por los tips más socorridos del patrioterismo catalanero más rancio (castells, brindar con el mejor cava, Dalí…), la canción no tiene desperdicio. Invitamos a algún seguidor de nuestro blog a transcribir la traducción, que se nos antoja humorísticamente lamentable.
 
 
 
 
La actuación de los intérpretes de la misma en TV3 es mejor aún si cabe… Ya ha sido comparada en algunos foros con el famoso “Amo a Laura”:
 
 
Para terminar, una cita: “La propaganda intenta forzar una doctrina sobre la gente… La propaganda opera sobre el público general desde el punto de vista de una idea y los prepara para la victoria de esta idea.” Adolf Hitler escribió estas palabras en su libro Mein Kampf (1926), en el cual por primera vez aboga por el uso de la propaganda para difundir los ideales del nacional-socialismo. Tras la toma del poder por los nazis en 1933, Hitler estableció un ministerio de ilustración pública y propaganda encabezado por Joseph Goebbels. La meta del ministerio era asegurar que el mensaje nazi fuera comunicado con éxito a través del arte, la música, el teatro, las películas, los libros, la radio, los materiales educativos, y la prensa”.
 
A buen entendedor…


4 comentarios

La historia no perdona mitos, la manipulación independentista

Esto que voy a escribir no es mío, me ha llegado de una persona que nació y vive en Cataluña, y que muestra bien a las claras la manipulación histórica que se ejerce sobre los niños en las aulas. No añadire nada mas.

Soy un barcelonés de 30 años que, como mi generación, creció con el Club Súper 3, el Tomàtic, la Bola de Drac, la Arare , Sopa de Cabra, Els Pets, Els Caçafantasmes, “Regreso al Futuro”. Veíamos la predicción del tiempo en la TV 3, con los dibujos de soles y nubes sobre un mapa de los Países Catalanes.


En la escuela nos explicaban la historia de las cuatro barras, pintadas por el emperador franco con la sangre de Wilfredo el Velloso sobre un escudo o tela de color amarillo-dorado: así nació nuestra bandera ( la Senyera ). Los domingos por la mañana bailábamos sardanas en la plaza de la Iglesia , y daba gozo ver en un mismo círculo a los abuelos y los nietos, cogidos de la mano. En Navidad hacíamos cagar al
“Tió”, y poníamos un “Caganer” con barretina en el Nacimiento. Así,
disfrutábamos de una auténtica Navidad catalana como Dios manda.

En la primavera cogíamos las Xirucas ( Chirucas , marca de calzado ], y nos íbamos a nuestros Pirineos a disfrutar de nuestras montañas y sierras, en nuestra tierra. Celebrábamos la “Diada”, con ánimo de no olvidarnos de la derrota de nuestro pueblo contra Felipe V y los españoles.

Somos un pueblo trabajador, con carácter, distinto del resto. Tenemos la Caixa , el RACC, los Mozos de Escuadra y los Ferrocarriles Catalanes. ¿Qué más queremos? Pues queremos, queremos, queremos.

Pero la verdad no se puede ocultar siempre. Te vas de Erasmus a Londres, y descubres que existe vida fuera de nuestro pequeño planeta catalán. Que también hay trabajadores con carácter en otros territorios. Que la Caixa no es tan importante, si se compara con el
Comercial Bank of China. Que solamente una ciudad como Shanghái tiene 20 millones de personas (tres veces toda Cataluña).

Descubres la verdad: que lo de las cuatro barras de Wifredo el Velloso sólo era una leyenda, un mito, sin fundamento histórico. Ni Wifredo fue contemporáneo del emperador, ni se usaba la heráldica en ese siglo. Además, hasta la unión con Aragón, el emblema de los condes de Barcelona fue la cruz de San Jorge (una cruz de gules sobre campo de plata).

Descubres que la sardana la inventaron en el año 1817. Fue un tal Pep Ventura, que tampoco se llamaba Pep sino José, nacido en Alcalá la Real, provincia de Jaén, e hijo de un comandante del Ejército español.
Se la inventaron, porque no podía ser que la jota de Lérida o del Campo de Tarragona fuese el baile nacional. Y tampoco podía serlo el baile denominado “El Españolito”. Por eso se inventaron la sardana a comienzos del siglo XIX: para crear una identidad nacional inexistente hasta entonces. La sardana, otro mito.

Descubres que en 1714 no hubo ninguna guerra catalana-española, que Cataluña no participó en ninguna derrota bélica. Fue una guerra entre dos candidatos a la Corona de España, vacante desde la muerte de Carlos II sin descendencia: entre un candidato de la dinastía de los Borbones (de Francia) y otro de la de
Austria (de tierras germánicas). En todos los territorios de la Corona de España hubo austracistas y borbónicos: por ejemplo, Madrid, Alcalá y Toledo lucharon en el mismo bando que Barcelona. No fue, como intentan venderlo, una guerra de secesión, sino de sucesión: ningún bando aspiró nunca a romper la unidad dinástica entre Castilla y Aragón, ni la separación de Cataluña. La Diada , otro mito.

Descubres que el “Caganer” del belén es una “tradición” que no se generaliza hasta el siglo XIX, como la sardana. Y que el “Tió” es otra milonga identitarias y absurda. La Navidad catalana, otro mito.

Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han tomado el pelo. No nos han educado, sino adoctrinado. Que nos han alimentado, sin darnos cuenta, de una “ideología total” que se encuentra por encima de todo y de todos. Lo abarca todo: permite pisar el derecho de las personas, modelar la Historia a su gusto, y determinar qué está bien o mal.

Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han adoctrinado a través de mitos, leyendas, mentiras. Que han construido o falseado una realidad, con tal de fundamentar su ideología. Intentaré poco a poco ir comentando esos mitos. Pido ayuda y la colaboración de todos, para tratar de encontrar otras mentiras. Así, [los catalanes] podremos liberarnos de esos mitos, y ser libres de verdad.

Está claro que eso de viajar, es para algunos, una estupenda vacuna contra la estupidez y el aldeanismo.

Si estás de acuerdo difúndelo para conocimiento de todos.


Deja un comentario

Historiador británico afirma que los jóvenes catalanes aprenden una historia falsificada

Madrid.- “Los jóvenes catalanes aprenden una Historia falsa”. Son las contundentes palabras de sir John Elliott, reputado historiador e hispanista británico, que presenta estos días su nuevo libro, ‘Haciendo Historia’, donde plasma sus reflexiones e inquietudes, combinados con los cambios y novedades históricas de los últimos tiempos en España.
Después de varios años viviendo en Cataluña, Elliott no duda en afirmar que los conocimientos históricos que los jóvenes catalanes están adquiriendo, no son los reales. “Me preocupa que una eneración esté aprendiendo una Historia deformada que no conecta la Historia de Cataluña con la de otras partes de España. Es una deformación de la realidad”, dice el británico, que obtuvo el Premio Príncipe de Asturias en 1996 por su contribución a las Ciencias Sociales. Esta deformación histórica, asegura, es utilizada por algunos políticos que, dice, “sacan de la Historia solo lo que les interesa”.
“Lo que más me preocupa es la deformación de la historia y el empleo de esa Historia deformada por parte de la clase dirigente y algunos políticos”, incide el historiador británico.
“Ya hay una nueva generación en la España oriental que corre el peligro de alcanzar la madurez bajo la impresión de que la historia de su territorio natal se detiene en las orillas del Ebro. Con tal enfoque inevitablemente se retrocede a la historia nacionalista estrecha y cerrada que historiadores de la talla de Vicens Vives se propusieron ante todo desacreditar”, señala el autor en ‘Haciendo historia’ que advierte de que “el localismo es peligroso si no está relacionado con el conjunto más grande”, apostando por la “interacción” en la historia de España de las diferentes Comunidades Autónomas.
En un momento en el que la educación de los niños catalanes está en entredicho, entre otras cosas, por la manipulación que los propios libros de texto realizan en sus páginas, fomentando el separatismo, John Elliott hace hincapié en la necesidad de englobar en España toda la historia en su conjunto. Así, denuncia el desconocimiento de los alumnos catalanes respecto a algunas cuestiones de carácter general. “Me chocó que el ogro día, en una universidad catalana, un joven, que además estudiaba Historia, creyera que la Guerra Civil era una guerra entre España y Cataluña. Cuando vemos esto entre los jóvenes, para mó resulta muy preocupante. Están aprendiendo una Historia falsa”, relata el historiador británico.
DESMITIFICAR LA HISTORIA
“Yo he intentado durante mi vida desmitificar la historia tanto de Cataluña como de España y mucho me temo que no todos hayan aprendido la lección”, subraya Elliott.
Entre los puntos que ha intentado desmitificar en su larga carrera centrada en la historia de la Península Ibérica, Elliott señala la “visión romántica y tradicional de la historia de Cataluña”, que ya había denunciado Vicens Vives, quien quería “demostrar que los catalanes también tenían sus defectos y que la historia romántica era demasiado sentimental y muy reduccionista y simplificaba muchas cosas que eran complicadas”, alega Elliott.
“El gran reto de un historiador es desmitificar y mostrar que la historia es algo más complicada”, indica Elliott, quien considera “poco apropiado” opinar sobre el debate político que se está produciendo en estos momentos sobre la independencia de Cataluña.
DEFORMACIÓN HISTÓRICA DE LOS JÓVENES
En este sentido y en las páginas de ‘Haciendo historia’, Elliott recuerda cómo en 1953 vivió en Barcelona donde se enfrentó a un “nuevo reto”, el lingüístico,. “Cuando vivía en Cataluña, me identifiqué con los catalanes y hablaba catalán mejor que castellano”, reconoce este historiador quien asegura “comprender” sus reivindicaciones.
En esta misma línea, recuerda que en Cataluña ha visto “lo que es vivir sin libertad”, y supo lo que es “vivir en una sociedad donde no se permitía utilizar el idioma en muchos casos”.
“El nacionalismo, aunque relegado a la clandestinidad por la política represiva del régimen franquista, era un sentimiento poderoso en la Cataluña de los años cincuenta, como lo sigue siendo hoy”, señala John H. Elliot en este libro, donde traslada al lector su “entusiasmo por la historia”.
En este sentido, ‘Haciendo historia’ aúna experiencias personales con reflexiones sobre hechos históricos, desde que un día, hace más de cincuenta años, entusiasmado por un retrato del Conde Duque de Olivares que vio en el Museo del Prado, decidió centrarse en la historia de España y en la figura del valido del rey Felipe IV.
 


2 comentarios

La "Gioconda del Llobregat". ¿Están, o no están enfermos?

Madrid.- Si ahora ha sido una página web de turismo de Cataluña la que ha dicho que Cristóbal Colón había nacido en Barcelona, ya en 2010 un historiador catalán,José Luis Espejo, aseguraba que Leonardo Da Vinci se inspiró en la Moreneta, la virgen de Montserrat, para crear la Gioconda. Sus tesis cobran, sin duda, de nuevo actualidad.
El trabajo de José Luis Espejo, licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona, está centrado en el estudio de los acontecimientos que permanecen ocultos a la mirada del público, según él mismo cuenta en su página web. Como parte de sus investigaciones, en diciembre de 2010 sorprendió al mundo con el libro ‘El viaje secreto de Leonardo Da Vinci’, en el que aseguraba que tras un arduo trabajo, Da Vinci había encontrado la inspiración en la Moreneta para pintar a la enigmática Gioconda. “Lo que he hecho ha sido superponer la boca de la Moreneta sobre la cara de la Gioconda y la expresión es prácticamente idéntica”, decía el historiador catalán en una entrevista concedida a TVE (ver vídeo).
Según Espejo, Da Vinci era de origen catalán. Su familia tuvo que ir por motivos religiosos a Italia y él, con el paso del tiempo, decididó  realizar un viaje a Montserrat durante año y medio a finales del siglo XV. Fue durante su período en Cataluña cuando cogió ideas que después plasmó en su cuadro más famoso. De hecho, los paisajes de Montserrat y el puento de Monistrol están incluidas, según el historiador, tanto en La Gioconda como en La Virgen de las Rocas.
“Pero aparte de lo que es la figura de la Gioconda debemos pensar en el fondo. En el fondo de la Gioconda aparecen una serie de paisajes, unas rocas, un río, un puente, un camino…” que podrían ser las de la llanura del río Llobregat.
José Luis Espejo reforzaba su teoría alegando que había descubierto que Da Vinci, que estuvo en paradero desconocidoentre 1481 y 1483, realmente estaba en el monasterio de Montserrat para pintar dos cuadros por encargo de los monjes benedictinos. Además, el historiador hacía hincapié en el hecho de que un hermano del bisabuelo del artista italiano había muerto en Barcelona, donde vivió durante 40 años, lo que reforzaría la teoría de los orígenes catalanes de Da Vinci, apellido que, según Espejo, podría derivar incluso de ‘Vinçá’, uno de los más comunes en Cataluña y Baleares.


Deja un comentario

Cervantes y Leonardo, ¡también catalanes!

Colón, Cervantes, Leonardo… cualquier día se nos descuelgan con la catalanidad de Jesucristo, el Dalai Lama, Eric el Rojo o Ronald Reagan.
 
Semejantes aberraciones históricas las podemos encontrar en la web inh.cat de la entidad Institut Nova Història (¡y tan”nova”!).
 
En base a un supuesto escudo de armas con 3 palos rojos sobre fondo de oro, tenemos montada la fábula de que Leonardo Da Vinci era catalán.
 
Después, un tal Francisco Esquivel, se descuelga en otro artículo de la demencial web con la supuesta catalanidad de Cervantes (al que presuponen nacido en ¡Jijona, Alicante!), y con la indocumentada teoría de que Cervantes escribió el Quijote ¡en catalán!. Semejantes barbaridades nos llevan a hacernos algunas preguntas:
 
1. Si el Quijote original fue escrito en otro idioma distinto al castellano, ¿dónde está documentado, dónde está el manuscrito, dónde están las primeras copias?
 
2. Si Cervantes era originario de Jijona (Alicante), ¿cómo va a escribir en catalán, si sus lenguas debieron ser, en el remoto y extraño caso de que estos destarifados tuvieran razón, el castellano y el valenciano?
 
 
 
No ganamos para tonterías. Y todas estas payasadas anti-históricas y acientíficas las paga generosamente el sr. Mas para construir su falsa identidad nacional.


Deja un comentario

Ridiculeces catalanistas: Si es de Elche, ¿cómo coño va a ser catalana?

La alcaldesa de Valencia ha denunciado que en libros que edita la Generalitat que se enseñan en Cataluña así lo aseguran. Al respecto, ha dicho le produce como mínimo “sorpresa”.
 
 
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha criticado a los que “se aferran a una espiral de poder”, escudándose en el victimismo y en una voluntad por ser diferentes, en referencia al presidente de Cataluña, Artur Mas, y ha pedido al PSOE que haga una brillante oposición que no debe confundir con seguidismos radicales.
A la cuestión sobre si teme que las aspiraciones independentistas de Cataluña traspasen la frontera y vayan hacia Baleares y la Comunidad Valenciana, ha dicho que llevan “años y años resistiendo esta presión” y ha denunciado que “Cataluña se dedica a catalanizar la cultura valenciana y balear“.
En este sentido, ha dicho que se niega a “pagar con el sueldo de sus funcionarios esos excesos” catalanes. Dentro de sus críticas, Barberá ha asegurado que en los libros que edita la Generalitat de Cataluña se asegura que la Dama de Elche “es parte de la cultura catalana” lo que ha dicho le produce como mínimo “sorpresa”.
Barberá ha asegurado que “no es buena la inestabilidad política” y “mucho menos en este momento” y aunque ha comentado que las derivas independentistas “de algunos” no son novedad en la política española, en la actualidad lo que demuestran es una “manifiesta y tremenda irresponsabilidad” por parte de quienes las promueven, al tiempo que se ha mostrado sorprendida porque “quienes están hablando de irse pongan la mano por otro lado”.
Tras afirmar que “no se debe intentar contentar a los que no se van a contentar”, en el turno de preguntas Barberá se ha referido a las declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, en las que habló de “españolizar a los estudiantes catalanes” y ha comentado que le “extraña” y le “alarma” que españolizar “no sea políticamente correcto”.
En su discurso, ha considerado necesario que el Gobierno ejerza el poder con “firmeza y decisión” y siempre de la mano de la ley y con “diálogo”, mientras que ha pedido al PSOE que ejerza una oposición “comprometida y leal”, que “no sumisa”, demostrando que “por fin ha encontrado la brújula”.
En su intervención, la alcaldesa de Valencia ha hecho un análisis de la situación política y económica española, y ha asegurado que España es “el país más inteligible de Europa pero la gente se empeña en no entenderlo”.
 
 


1 comentario

Ridiculeces catalanistas: Colón catalán, casa real catalana, descubrimiento catalán de América, ocupación española…

Una web turística dependiente de la Generalidad de Cataluña ofrece rutas en las que ‘explica’ “el descubrimiento catalán de América” o la historia de “la casa real catalana“.
CataloniaTours.cat es una web turística que lleva el sello “Marca Catalonia”, que la Consejería de Empleo y Empresa de la Generalidad ha impulsado especialmente a través de las redes sociales, para que empresas y tour-operadores se conviertan en “embajadores” de la realidad catalana. Una realidad que, según podemos ver en la web, pasa por explicar “300 años de ocupación” española, “Sublime Montserrat”, “Cardona nunca fue conquistada por las armas” o “La reconstrucción nacional catalana: el modernismo”. Según informa ABC, cada circuito oscila entre los los 82 y los 911 euros.
Los operadores dedican especial atención a los sucesos de 1714 que se celebran en la Diada y al “asedio sangriento de más de un año”, en el que “Barcelona cayó en manos de los españoles y la nación catalana perdió su Estado de más de 700 años“.

Colón, “miembro de la familia real catalana”

En otra ruta, “La casa real catalana”, se ofrecen los circuitos “El imperio catalán en el Mediterráneo” y “El descubrimiento catalán de América”, en el que los responsables explican que “nuestra figura central será la del marinero catalán, miembro de la realeza catalana, el almirante Cristóbal Colón”, que “era catalán, barcelonés”, y “miembro de la familia real que llevó a la nación catalana en su expansión por el Mediterráneo”.
Por este tipo de ‘informaciones’, en su página de Facebook aparecen comentarios críticos sobre la “imaginación” y las “mentiras” del producto que venden.

800.000 euros para promocionar el lema

CataloniaTours.cat es una de las empresas participadas por el proyecto institucional de la Generalidad “Marca Catalonia”, que se han sumado al proyecto “Catalunya Experience”, concepto con el que la Agencia Catalana de Turismo, dependiente de la Generalidad, se presenta en las redes sociales.
Dentro de este proyecto figura “Cataluña, me gusta compartir”, presentado el pasado mes de julio y en el que el ejecutivo de Mas se gastó 800.000 euros en proporcionar el lema de la campaña a una flota de 29 camiones que debían recorrer distintos países de Europa.
 


Deja un comentario

Manipulación lingüística y nacionalismo: algo más que palabras

“Desde Santurce a Bizancio”: así se titula el último libro de Jesús Laínz. Un siglo después de que Sabino Arana inventase los términos Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, ya han alcanzado la oficialidad. Pero la ingeniería palabrera sólo es una parte de la más amplia utilización de las lenguas como instrumentos de la llamada construcción nacional.
La manipulación lingüística no es ni un fenómeno nacido en nuestros días ni exclusivamente español. Muy al contrario, la tragicómica utilización de la lengua como instrumento opresor y modelador de las naciones cuenta con ilustres antecedentes en todo lugar y época, sobre todo a partir de que el acceso de las masas a la toma de decisiones políticas convirtiera al Pueblo y la Nación en objetos de adoración. Junto al sorprendente relato de la ingeniería lingüística practicada por toda Europa, en estas páginas se procede al desmenuzamiento del caso español, brillante e incesante aportación a la historia universal de la estupidez. «Este libro es la crónica despiadada, inflamatoria y cáustica de hasta qué extremos de estolidez pueden llegar los delirios nacionalistas». (Amando de Miguel).
Es probable que haya palabras que matan, pero de lo que desde luego no queda alguna es de que muchas, por lo menos, malhieren.Palabras que el nacionalismo ha usado como mástil de la bandera de la exclusión y no de la integración como siempre debería ser usada una lengua. De ahí al «nazionalismo» solo hay un paso. Estas, y muchísimas más y de la misma enjundia, son las tesis de «Desde Santurce a Bizancio. El poder nacionalizador de las palabras»(Ed. Encuentro) del ensayista Jesús Laínz, un libro que sirve de hilo afilado del que tirar para la conferencia que Laínz ofrecerá este miércoles, bajo el título de «La manipulación lingüística del nacionalismo», en el Aula de Cultura de ABC, dentro del ciclo«España, una tradición y un proyecto», que organizan la propia Aula de Cultura ABC-Fundación Vocento y la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad (Centro Cultural del Círculo de Lectores. O’Donnell, 10. A las 20 horas).
-Hagamos un poco de historia. ¿Ha existido algún país que haya destacado por este fenómeno de opresión lingüística? ¿Por ejemplo, la civilización romana no operaba con el latín en términos de manipulación?
-En el caso de Roma lo que sucedió fue la sustitución de las lenguas de los pueblos conquistados por una lengua de cultura muy desarrollada y extendida: el latín. Pero la opresión lingüística tal como la entendemos hoy comenzó con la Ilustración, paralelamente al desarrollo del nacionalismo y a los procesos de uniformización legal y administrativa. Aunque es cierto que se pueden encontrar casos bastante anteriores, sobre todo el inglés en Irlanda desde el siglo XIV. Pero el caso más sobresaliente quizá sea el francés: los revolucionarios proclamaron su intención de extirpar las lenguas regionales, a las que llamaban «jergas bárbaras». Y lo hicieron en nombre de la libertad y la igualdad. Con gran tenacidad e indudable éxito. Sin embargo, el país que ha cargado con la imagen de especialmente lingüicida ha sido España, lo cual es una injusticia histórica descomunal.
-¿Dónde está la frontera entre el poder civilizador de la lengua y la manipulación y la opresión a través de ella?
-En primer lugar, en el respeto a las personas y a la realidad, algo imposible de hacer penetrar en un cráneo nacionalista. Por ejemplo, es evidente que la lengua que han usado los vascos para escribir en el último milenio ha sido el castellano, desde, por ejemplo, el medieval García de Salazar hasta, no lo olvidemos, el mismísimo Sabino Arana. Y otro tanto se puede decir, aunque no de modo tan universal, de gallegos y catalanes, de fray Benito Feijoo a Cela y de Boscán a cientos de escritores catalanes actuales en castellano. Evidentemente también se han escrito grandes obras en gallego y catalán, como las «Cantigas» o las grandes crónicas catalanas medievales hasta Rosalía de Castro y la Renaixença, pero lo que eso demuestra es que esas sociedades, para mayor riqueza de España, son bilingüesdesde hace muchos siglos, algo inaceptable para los nacionalistas, que no en vano proclaman en sus pancartas que«Bilinguismo es Fascismo». Y en segundo lugar, en la consideración de las lenguas como medios de «construcción nacional» y de incomunicación, notable aportación de los nacionalistas a la historia universal de la estupidez.
-¿La supuesta «opresión» de una lengua a menudo no es más que una excusa para alentar otros fines?
Sabino Arana, por ejemplo, no inventó una lengua. Sólo la adulteró. Pensemos tan solo en los neonombres, que tan disparatadamente han continuado desarrollando sus seguidores. Nunca nadie atacó, falseó, despreció y dañó tanto como él la aparentemente idolatrada identidad vasca.Arana es el Tolkien vasco puesto que la nación surgida de su fantasía tiene un nombre inventado, como muchas de sus localidades, y está simbolizada por una bandera absolutamente ajena a la historia. Una nación con un pasado inventado y con enemigos inventados. Con una guerra perpetua inventada, el famoso «conflicto» que nunca se les cae de la boca y queningún político español, con sorprendente ceguera, se ha preocupado de desmentir y denunciar. Un mundo poblado por personas que se llaman con nombres inventados y que hablan una lengua escrita con una ortografía nueva, abarrotada de neologismos que la hacen incomprensible para un verdadero vascohablante. Y lo sorprendente es que Arana y sus seguidores han conseguido que una parte muy importante de los vascos hayan tomado toda este inmenso fraude por real.

Convicción decimonónica

-¿Por qué los nacionalismos convierten la lengua en algo excluyente y no integrador?
-Porque a nuestros románticos separatistas no hay quien les mueva de su decimonónica convicción de que la lengua es la prueba de que son una nación distinta. Por eso la agitan con fines exclusivamente políticos, ajenos a las necesidades de comunicación de la gente, que es para lo que sirven las lenguas. Ya Sabino escribió que si los maketos algún día aprendieran vascuence, los vascos tendrían que aprender ruso o noruego para hablar otra lengua y así evitar lo que el llamó «cruzamiento de razas». Y mosén Armengou, uno de los padrinos políticos de Jordi Pujol, explicó en 1958 que para ser catalán había que hablar siempre catalán, pues de lo contrario se sería un traidor. Textualmente escribió: «Los zorros y los sapos de nuestro país también han nacido en Cataluña y no decimos que sean catalanes. Pertenecen a la fauna mundial. Estos catalanes circunstanciales tampoco son catalanes. Pertenecen a la fauna española».
-En toda Europa hay dialectos, lenguas maternas, pero en general cualquier ciudadano europeo prefiere hablar y escribir en la lengua oficial que llega a más gente, y no le hace ascos a aprender inglés. ¿Por qué cree que aquí hay ese extraño «provincianismo»?
-Porque entre la Leyenda Negra que los españoles se han tragado sin rechistar, la hispanofobia característica del pensamiento progresista español (pensemos en Azaña declarando que la historia de España es un error) y el contagio separatista tras la Guerra Civil, España es el mal y cualquier otra cosa es el bien. Por eso cualquier disparate aldeanista es progresista y por eso ha tenido que salir José Bono diciendo hace unos días que la izquierda española tiene que sacudirse el complejo antiespañol. El tiempo dirá, pero el conocimiento y el razonamiento poco pueden contra ello.
-Hace pocos días un ciudadano catalán denunciaba el acosoque sufría en un dominio «.cat» porque no lo usaba en catalán.
-Sí, y después se quejan del Franquismo. La hipocresía de los separatistas es infinita: primero, en la Transición, se pidió la igualdad de las lenguas y para ello se apeló al lógico derecho a educarse en lengua materna. Luego llegó la discriminación positiva con la excusa de contrarrestar el imparable empuje de la segunda lengua mundial. Pero el fin es la extirpación. ¿Se necesita una prueba? Francesc Ferrer i Gironés, senador socialista y posteriormente diputado de Esquerra Republicana confesó en 1985 que no es el bilingüismo lo que desean establecer en Cataluña, sino la extirpación del castellano, a la que consideraba «lengua de nuestros amos» y «señal de dominación y superioridad de la nación vecina».

Lengua y chollos

-Por otro lado, todo este apaño lingüístico viene acompañado de subvenciones, ayudas, componendas…
Julio Camba ya se reía de todo esto cuando hace un siglo escribió que «ya saben lo que tienen que hacer los currinches que quieran tener éxito: escribir en gallego». Fijémonos en esta contradicción: el porcentaje de libros editados en castellano en España es del 79%, el 10 en catalán, valenciano y balear, el 2 en gallego, el 1 en vascuence y el resto en otras lenguas. Pero, como contraste, el castellano es la lengua de lectura para el 93% de las personas, el catalán para el 4, el vascuence para el 0,4 y el gallego para el 0,3. ¿Cómo se explica esto? Pues con la gente que, por deber «patriótico» o por moda, compra libros que luego no lee, y, sobre todo, con las administraciones autonómicas que derrochan riadas de dinero en subvenciones y en la compra de libros que pasan a pudrirse en almacenes
-Hay medios de comunicación nacionales que insisten en lo de Ourense, en lo de Girona, A Coruña, Lleida… ¿Los medios también tenemos responsabilidad en esta cuestión?
-Efectivamente. Se trata de otra faceta del fingimiento de que la lengua común no existe. España es el único país del mundo en el que se prohiben los exónimos, en concreto, y para colmo del absurdo, los exónimos en español. Es ridículo que en los medios de comunicación se usen sólo los topónimos en las lenguas regionales aunque el locutor esté hablando, evidentemente, en la lengua de Cervantes. Este asombroso comportamiento, paradójicamente, no se extiende a ninguna otra lengua del mundo. Nunca se perpetrará en televisión la cursilería de decir Deutschland, London, Den Haag o Köln, sino Alemania, Londres, La Haya y Colonia. Pero las únicas formas posibles de Gerona, Fuenterrabía y La Coruña han de ser, por miedo reverencial a los sacrosantos hechos diferenciales, Girona, Hondarribia y A Coruña. Y no sólo se han impuesto en la regiones respectivas, sino en todas las demás, en las que, evidentemente, no tienen competencia legislativa, lo que no tiene ninguna justificación. Pero los culpables de toda esta locura no han sido sólo los nacionalistas, sino que el PP y el PSOE comparten responsabilidad a partes iguales.
-Finalmente, ¿puede ofrecernos una pista sobre el camino a seguir?
-La receta es sencilla pero el camino es largo y tortuoso y, sobre todo, hace falta voluntad para recorrerlo: extirpar el totalitarismo lingüístico, educativo, político y mediático implantado en algunas regiones y dar la batalla ideológica a los nacionalismos, lo que no se ha hecho en cuatro décadas por complejos absurdos, debilidad, cobardía, ignorancia y falta de sentido de Estado.