Productos catalanes y vascos… No gracias

Haga una compra responsable y no permita que los nacionalismos usen su dinero para fomentar el odio y la intolerancia.


3 comentarios

Trivial Pursuit y Juego de la Oca de los paisos catalans… siempre tocando los cojones

En 2007, nos sorprendíamos con esta noticia sobre el Trivial Pursuit de Cataluña:
La versión catalana del Trivial incluye como “Países Catalanes” Francia, la Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares
 
La versión regional de Trivial Pursuit Cataluña tiene como portada una ilustración de Valderrobres, un pueblo de Teruel, habla de los Países Catalanes, entre los que incluyen Francia, Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares y determina que Cataluña del norte son los territorios franceses de Cerdeña, Perpiñan y Rosellón. El secretario de la Federación de Asociaciones Culturales de Aragón Oriental, Héctor Castro, ha denunciado esta intrusión del nacionalismo en el juego y ha dicho que, “primero fue con la lengua, ahora es con la cultura y después será con el territorio”. Castro ha señalado que el Trivial catalán además de inventarse que históricamente Cataluña fue un reino, hace preguntas capciosas y sesgadas para desinformar a los jugadores. Hasta el momento ya hay ocho mil unidades distribuidas en Cataluña y aunque se ha paralizado la salida de nuevos ejemplares para modificar la portada, ningún gobierno regional ha anunciado que actuará para que se cambie el contenido.

 

 
Según ha informado la Cadena COPE, para apreciar las menciones a los denominados “Países Catalanes” no hace falta ni siquiera abrir la caja del juego: en la misma portada aparece una imagen del pueblo de Teruel Valderrobres. La distribución del Trivial “catalán” se ha detenido para modificar su portada, una decisión que, sin embargo, no afecta a otros contenidos del juego.
 
Según ha revelado la emisora, en preguntas del juego se afirma que Cerdeña, Perpiñán y Rosellón forman parte de “Cataluña del Norte”. Además, zonas de Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón se incluyen en los llamados “Países Catalanes”. En alguna de las preguntas se llega a falsear la Historia: una de ellas sostiene que Cataluña constituyó un reino en la Edad Media.
 
En declaraciones recogidas por la emisora, el secretario de la Federación de Asociaciones Culturales de Aragón Oriental, Héctor Castro, ha denunciado que en el juego se incluyen preguntas “capciosas” y “sesgadas”. “Primero fue con la lengua, ahora es con la cultura y después será con el territorio”, ha lamentado.
 
 
  
Ha generado una desagradable polémica en Aragón, Valencia, Baleares y el sur de Francia.
Trivial Pursuit distribuye su versión catalana y no solo no se ciñe a cuestiones de ámbito catalán, sinó que además se hace referencia a pueblos aragoneses así como a los inexistentes ”Països Catalans”, zonas que en ningún caso pertenecen a Cataluña.
Para esta edición bilingüe, la empresa contó con el asesoramiento de facultativos de la Universidad de Barcelona, encargados de confeccionar el grueso de las preguntas.
 
El pleno del Ayuntamiento de Valderrobres ya aprobó una resolución para exigir a Hasbro Iberia, empresa que comercializa el Trivial Pursuit Cataluña, que rectificara al aparecer una imagen de este pueblo del Matarraña, (Teruel, ARAGÓN) en la caja y en el tablero del juego como si fuera catalán y retirase el producto del mercado, por lo que, de momento, la distribución ha sido paralizada.
FACAO (Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental) ha analizado las 1.800 preguntas del mismo y denuncia las irregularidades y falsedades que atentan contra la integridad territorial de Aragón, Valencia, Baleares y el Rosellón así como contra la propia historia. 
 
Ahora se descuelgan con el “Juego de la Oca de los paisos catalans”: 
 
 
¿Estas tonterías cómo se frenan? Pues muy sencillo… ¿a que todos lo tenemos muy claro?
 

 

Anuncios


Deja un comentario

Fascismo catalanista: el DNI de los paisos catalans

Hemos visto que un pilar fundamental en la nueva estrategia de los Catalanistas NAZIonalistas, es el intento de crear un sentimiento de nación en la que también deben unirse la C.Valenciana y Baleares, y con ese fin algunos se plantean un “carnet de identidad catalanista”, facilitado a los que “se sienten catalanistas” con objeto de preparar un “censo NAZIonalista catalán”, que permita en el futuro un “referendum catalán” para proclamar la independencia de los PaYasos Catalans. En otras palabras, se trata de censar a los habitantes de Cataluña, C.Valenciana e Islas Baleares.
 

 

 
Esto del carnet catalanista, no es una idea estrambótica, sino una idea que ya existió, y desgraciadamente ya se puso en práctica. Traslado a continuación unos pocospárrafos del libro del historiador británico Arnold Toynbee, “La Europa de Hitler”:

 

La Germanización. Las responsabilidades de Himmler (ver foto de abajo) y de las S.S. en relación con el fortalecimiento del “Deutschtum” (carácter alemán) se extendían no sólo a la repoblación llevada a cabo con los alemanes étnicos, sino a todas las cuestiones relativas a la readmisión de elementos racialmente deseables en la comunidad nacional alemana. Este proceso de recuperar la llamada “sangre perdida” de la Comunidad Popular Germánica era considerado con frecuencia en aquella época como una “germanización” (Eindeutschung). Sin embago para las S.S. se trataba, en realidad, de una tarea de “regermanización” (Wiedereindeutschung), ya que la idea de tratar de hacer alemanas a unas personas de un origen totalmente extranjero era algo aborrecible para los expertos de las S.S. en cuestiones raciales.(…)
 

 

El método por medio del cual procedió Himmler a la recuperación de los alemanes perdidos fué sencillo:

 

La idea consistía en registrarlos en diversos grupos y dar a cada uno de esos grupos la necesaria inyección de propaganda nazi y otros “tratamientos” (incluida en algunos casos la detención en campos de concentración), hasta que recuperasen su conciencia de pertenecer a Alemania. Para este fin, el 12 de septiembre de 1940, estableció un “registro racial” alemán o la “Volkliste”, que dividía a los antiguos ciudadanos polacos de origen alemán, de los territorios incorporados, en cuatro categorías, estableciendo los principios que habían de regir su admisión a la ciudadanía o pertenencia al Estado.