Productos catalanes y vascos… No gracias

Haga una compra responsable y no permita que los nacionalismos usen su dinero para fomentar el odio y la intolerancia.


Deja un comentario

¿Por qué un boicot?

A diario tenemos noticias en todos los medios de comunicación (o casi todos) en torno a las presiones y chantajes políticos que los nacionalismos catalán y vasco ejercen sobre el Gobierno de España: cesiones políticas, ampliación del techo competencial autonómico, constantes re-negociaciones del régimen fiscal autonómico…
Mientras la clase política de estas dos autonomías de España se gasta lo indecible en embajadas en el exterior, subvenciones a entidades “cívicas” y “culturales” que fomentan el sentimiento nacionalista entre la población, políticas lingüísticas de corte fascista y excluyente para con el castellano, o en extender sus tentáculos sobre la identidad regional de las autonomías vecinas de la forma más vil y anticonstitucional, nos encontramos con la paradójica situación de que se trata de las dos autonomías más beneficiadas a nivel político y económico de toda España.
Así, nos encontramos con el hecho de que, por ejemplo, el 30% de toda la deuda nacional corresponde a Cataluña. O de que el IVA recaudado en Euskadi es retenido por esta autonomía en una primera fase (que nunca o casi nunca acaban devolviendo, alegando “desacuerdos técnicos”), y el 100% del IVA recaudado en Cataluña es revertido por el Estado a esta autonomía.
Así es: a pesar del trato de favor y las asimetrías autonómicas generadas por estas comunidades, su insaciabilidad nacionalista parece ilimitada, y ello se manifiesta a diario por boca de voces “autorizadas” cuyo único cometido es el de vomitar y expandir su odio hacia todo lo que representa a España, a la Constitución, a los valores de unidad y solidaridad, y, en último término, a los españoles que creemos en nuestro país: la inmensa mayoría.
Es de justicia, pues, y un ejercicio de libertad en toda regla, que los ciudadanos, hartos de la exclusión y el expolio al que nos someten con sus chantajes y consignas, tomemos la iniciativa de ejercer nuestra capacidad de elección, y prefiramos adquirir productos fabricados en cualquier región de España antes que otros fabricados en cualquiera de estas comunidades autónomas.
Si es cierto, según el sector nacionalista, que Cataluña aporta más de lo que recibe al común nacional, y que gracias a su generosa contribución se sostienen autonomías como la extremeña, es de justicia que nosotros contribuyamos al crecimiento de Extremadura dando preferencia a sus productos, por ejemplo.
Un boicot de estas características puede provocar daños colaterales, seamos también conscientes de ello. Pero debemos tener en cuenta varios factores:
1. Algunos ciudadanos, pese a no considerarse nacionalistas, acaban votando a partidos políticos como CiU, PNV, ERC… alegando que “un partido de ese corte hace una defensa más firme de Cataluña (o Euskadi)”. Hagamos ver a esos ciudadanos que votar en clave nacionalista representa finalmente un perjuicio contra su CCAA, e invitémosles a replantearse su voto.
2. Invitemos también a las grandes multinacionales con domicilio social en estos territorios a plantearse desplazar su sede a otras provincias españolas. La imagen del domicilio social en Barcelona, o el RSI identificado con una B, por ejemplo, está cada día sociológicamente peor visto. Y entendemos que el objetivo de cualquier multinacional que opera en el mercado español es el de vender sus productos. Ello contribuirá positivamente a la mejora de imagen de marca y al apalancamiento positivo de sus ventas.
3. En términos de empleo neto, los puestos de trabajo que se puedan perder en estas comunidades, derivados del descenso en ventas de sus productos, serán generados en otros territorios para suplir la diferencia en demanda de bienes y servicios, por lo que, en datos agregados, es esperable que este factor no se verá sustancialmente alterado.


Deja un comentario

¿Es viable un estado catalán independiente?, Si, pero….

España sin Cataluña

Veamos primero unos hechos irrefutables

Económicos (los verdaderos motivos de solicitar la independencia)

Cataluña saldría del euro

Tendrían una nueva moneda que se devaluaría rápidamente.

Se crearían aranceles para la venta de productos catalanes en el resto del territorio español, y la unión europea.

El coste de montar todas las estructuras de un estado es inmenso.

Tendrían grandes dificultades para vender productos en España, sobre todo porque ahora si deberían usar su código de barras que empieza por 15 (la mayoría de empresas catalanas no lo usa para poder vender en España)

Multitud de empresas abandonarían Cataluña, dado que el mercado español es mucho mas grande, y por tanto mas apetecible, trasladando su sede social a otra región española. Seat sería una fija, de hecho la mayoría de multinacionales, e incluso empresas tan catalanas como La Caixa o Banco Sabadell.

Aumentaría el paro por la razón indicada arriba.

Gran cantidad de capitales (y personas) saldrían de Cataluña para ir a un país mas grande en volumen y PIB y más seguro (al menos los primeros 15-20 años), o por el simple hecho de sentirse españoles.

La prima de riesgo se incrementaría exponencialmente.

Disminuiría la recaudación de impuestos (Lo mismo que sucede en España actualmente, más paro, menos impuestos)

Aumentaría el dinero negro

Su deuda aumentaría dado que deberían llevarse la parte proporcional a su PIB o su superficie o su población del total de deuda estatal española (una vez eliminados ayuntamientos y autonomias), y teniendo en cuenta que cataluña ya es la comunidad mas endeudada.

Políticos

Los políticos españoles, incluidos los nacionalistas ya han demostrado su poca ética a la hora de apropiarse de lo que no es suyo, creando una tremenda red clientelar (sucede con todos los partidos y todas las comunidades autónomas), pero se lleva mas al extremo en regiones como Cataluña, donde el enchufismo de amigos y familiares nacionalistas esta a la orden del día (hijo de pujol…)

Sería necesario al menos 10 años para volver a entrar en Europa, estando a la cola de la lista.

Tanto CIU como ERC han demostrado sobradamente como se odian, ahora van de la mano, pero habría una segunda parte, esquerra se radicalizaría mas aún, son el equivalente a IU en españa.

Sociales

Millones de personas no se identificarían con el pais, y posiblemente abandonarían Cataluña al igual que ha sucedido con el país vasco, esto economía aparte, menguaría la diversidad de opiniones, pensamiento, creatividad….

Disminuiría el conocimiento de la sociedad a medio y largo plazo, por el desconocimiento de gran parte de los catalanes de la lengua castellana, tercer idioma mas hablado del mundo (después de ingles y chino)

Deportivos (Esto importa mas en cataluña de lo que parece)

El F.C. Barcelona dejaría (a mi pesar, dado que es mi equipo) de jugar las competiciones españolas de fútbol, baloncesto, balonmano, fútbol sala,…, eso sería la primera fase, posteriormente vendría una segunda fase, las estrellas no irían a jugar a una liga menor, siempre tendrían que jugar rondas de pre-clasificación para la champion league, etc. Económicamente el F.C.Barcelona, el Espanyol, etc. perderían gran parte de su potencial económico.

Todos perderíamos selecciones campeonas en multitud de deportes, empezando por fútbol, baloncesto, balonmano,…

Vamos a poner algunos links

La independencia de cataluña arruinaría a los propios catalanes

Expertos ven viable la Cataluña independiente, aunque se viviría peor

¿Es viable una economía catalana sin la española?